De enero a marzo, durante el periodo del desove, el bacalao ártico abandona el Mar de Barents rumbo a la zona de las islas Lofoten. A lo largo de su periplo por los fiordos, su alimentación se modifica. Este bacalao tan particular desarrolla entonces una carne firma, blanca